El veinte por ciento de la población es altamente sensible. En “Sensibilidad al trasluz” Crónicas se acerca a este tipo de personas que tienen mucha empatía, además de unos sentidos muy desarrollados.